Algunos consejos de circulación

El ciclista urbano es un ciclista adaptado a las adversidades u hostilidades que le presenta la ciudad. Generalmente relacionadas al tránsito automotor y a las señales de tránsito que fueron y son pensadas para vehículos motorizados.
El ciclista urbano es osado, acrobático, un valiente jinete que se enfrenta con el tránsito y los problemas de la ciudad como molinos de viento.

Pero este artículo está destinado a aquellas personas que todavía no optaron por la bici para manejarse en la ciudad. Tal vez por temor a la inseguridad, al tránsito, o por creer que es algo incómodo.
Aquí, unos consejos útiles y prácticos para animarse.

  1. Siempre que decidas usar la bici para realizar un recorrido urbano piensa en dónde y cómo dejarla. Esto tiene que ver con cómo atar tu bicicleta y en dónde. Te dejamos un artículo escrito por “Rosario en bici” sobre cómo evitar los robos.  http://rosarioenbici.com/evita-los-robos/

Luego de haberte decidido a usar la bici, dónde y cómo dejarla, ahora consejos prácticos para la conducción.

  1. Circulá por todas las calles que quieras y tratá de evitar subir a las veredas. Estas son para peatones, ellos son impredecibles en sus movimiento. Así evitaremos cualquier accidente
  2. En la calles que exista ciclovías, usalas. A pesar de que muchas veces son abordadas por otros vehículos, el ciclista siempre es visible cuando circula por estos carriles. El resto de vehículos esperan encontrarnos ahí, no por fuera.
    En el caso de que estas se encuentren obstruidas y tengas que salir siempre mira hacia atrás para ver si vienen otros vehículos
  3. En las calles que no existen ciclovías circulá por la derecha. Si tenés que girar a la izquierda hacelo anticipándote con el brazo izquierdo y abordando el carril correspondiente.
  4. Circulá por tu derecha bien separado de la linea de estacionamiento y en linea recta, sin zizguear entre los vehículos estacionados y los espacios vacíos donde no lo están. De esta manera evitaremos sorprendernos con una puerta que se abre de los vehículos estacionados, ya que para esquivarla no deberás realizar mucho movimiento y podemos prevenir el encierro de los conductores que circulan por el carril derecho porque podrán vernos y para sobrepasarnos tendran que disminuir su velocidad y cambiar de carril.
  5. Al llegar a la boca calle y frenar porque el semáforo está en rojo debés ponerte por delante de la senda peatonal sin abordar el lugar de paso de la calle tangente. Ese espacio no utilizado nos permitirá ser vistos y respetados por los demás vehículos. Evitaremos que nos sobre pasen y nos encierren vehículos que van girar.

Andar en bici siempre es lindo cuando podemos disfrutarlo y para hacerlo siempre hay que chequear mecánicamente nuestra velocípedo. Hacelo con tu bicicletero de confianza o vos mismo y salí a disfrutar la calle que es de todos.

La bici no interrumpe el tráfico… ES TRÁFICO!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s